lunes, 1 de julio de 2013

Arrival to Home

Fotografía: Carlos Rodón


Llegué a casa tras pasar una larga noche de trabajo enmarcada en un turno de doce horas, y al hacerlo mis incrédulos ojos comprobaron que mi salón se había convertido en Mordor. Temí que Sam, seguido de un Nazgúl quisieran petarme el bul. Así que rápidamente ingresé en el Bolsón de mi cama y los sueños me llevaron a mundos más placenteros en donde corría desnudo por verdes pastos, perseguido por decenas de tersas jóvenes que reclamaban mi amor carnal con vehemente arrojo. (No recuerdo si con alguna de ellas practiqué el mojo) Hasta que desperté horas más tarde y entre bostezo y "tensión" henchí de valor el alma y dí un salto de la cama, para volver al salón. Donde una ninfa hermosa que leía verso y prosa me dijo con gran ternura. "Hoy te toca a ti el papeo"
Yo del susto solté un peo.