jueves, 27 de junio de 2013

Apunte sobre "El Arte Sombrío" última novela de Juan de Dios Garduño

Portada de Daniel Expósito

   Me he leído "El Arte Sombrío" de Juan de Dios Garduño y ha sido una experiencia visceral e intensa. Tan sólo tres días me ha costado recorrer sus 247 páginas. Y viniendo de mí es todo un logro, no es que sea yo un lector vago, pero sí que me considero uno exigente, y si una trama no me engancha la suelo aparcar sin demasiados miramientos ya que considero que mi tiempo es algo que he de administrar con mimo y tesón. Más teniendo en cuenta la cantidad de cosas que ocupan mi tiempo. Pues bien, esta novela no ha ocupado mi tiempo. Lo ha absorbido, fagocitado y me ha regalado unas horas de placer intensas. Con personajes bien construidos y una trama hilada con mimo que te tiene en vilo hasta su última página el arte de Juan de Dios Garduño no es oscuro, es brillante.

   Mención especial a la portada diseñada por Daniel Expósito, con la que me he pegado unos buenos ratos observándola al detalle, es sublime.